¿Si gana Chávez me voy de Venezuela?

by Mauro on 10 octubre, 2012

Por Paréntesis Crítico

Hay una masa cada vez mayor de venezolanos que piensan con marcharse del país van a resolver su conflicto de intolerancia política y automáticamente se van a encontrar en un nuevo entorno en el que con mayores oportunidades podrán mejorar su condición socioeconómica y personal pero lo cierto es que hay factores ponderables e imponderables que interfieren con esta proyección.

El odio al presidente Chávez no puede ser el principal motor para radicarse en el exterior, es necesario tener en primer lugar una gran cantidad de dinero ahorrado para garantizar los primeros días de supervivencia y posibilidades concretas de obtener un empleo, de acuerdo con el grado de instrucción y la formación profesional de cada persona. Si se viaja con la familia los riesgos aumentan considerablemente, debido a las restricciones para tener una condición de “ciudadano legal” en el país respectivo.

Los inmigrantes ilegales no tienen casi ningún tipo de derecho en Estados Unidos y Europa que son los destinos preferidos por los venezolanos cuando deciden abandonar las fronteras patrias, así que deben pensárselo muy bien antes de dejar su país, incluso aquellos que por descendencia directa pueden obtener la nacionalidad, no la tienen fácil, ya que incluso para los ciudadanos estadounidenses o europeos, la prosperidad económica que abrigaba a sus sociedades en otros tiempos ha cedido su lugar a una dramática crisis económica, que tiene efectos directos en el bolsillo de la gente, que ha perdido su poder adquisitivo y hasta sus viviendas al no poder seguir pagando las mensualidades correspondientes a la totalidad de su costo.

El “me iría demasiado”, esa frase patética que le escuchamos recientemente a un burguesito venezolano en un famoso video puesto en la Internet, se ha quedado petrificada ante la complejidad del hecho que significa ser un inmigrante en los tiempos actuales en que las restricciones legales de los países receptores de extranjeros provenientes de Latinoamérica no sólo se han vuelto rigurosas sino implacables en todos los ámbitos, incluyendo hasta la atención médica.

Los venezolanos que se oponen ciegamente a Chávez también deben separar su fracaso personal de la gestión de su gobierno, porque de haber ganado Capriles su situación actual no iba mejorar radicalmente salvo con su inteligencia y esfuerzo propio. Una eficaz gestión de gobierno garantiza una mejor calidad de vida que es un derecho elemental de los ciudadanos nacionales, esto no es suficiente hay también en paralelo un proyecto de vida coherente y realizable. Por lo tanto, la actitud de que “ganó Chávez y me voy de Venezuela” es totalmente equivocada y está fuera del contexto de crisis de la economía mundial.

Texto e imagen: parentesis-crítico.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>