Granier y Cisneros: destinos no paralelos. Por Marciano

by Mauro on 5 junio, 2012

SE CUMPLIERON POR ESTOS DÍAS cinco años del vencimiento de la concesión de Radio Caracas TV. Vencimiento, sin renovación, lo cual es un derecho del Estado, y no clausura de ese medio. La conmemoración ha sido nostálgica y, en el fondo, da lástima lo sucedido. Porque hay mucha gente cesante. ¿Por culpa de quién? ¿Quién es el responsable? Quienes perdieron el canal culpan al gobierno de Chávez, a la dictadura, como la califican. Pero ellos saben perfectamente que no es así.

000000000000000

Y QUIEN MEJOR lo sabe ni siquiera era el dueño de la concesión, que era de tipo familiar. Marcel Granier se benefició de ella por acceder al seno de la familia propietaria. Era él quien la disfrutaba a sus anchas y la utilizaba a fondo. Llegó a convertirse en un poder. Excedió el marco de sus responsabilidades. Se desbordó con una arrogancia ilimitada y terminó siendo víctima de ese sentimiento de superioridad y de la creencia de que por controlar un medio podía despacharse y darse el vuelto.

000000000000000

Él, que considera que se las sabe todas, que utiliza el barniz cultural que posee para montar planes, que se siente por encima de toda sospecha y súper poderoso, cayó en la trampa de su dilatado ego. Lo atrapó la telaraña de sus desmedidas ambiciones, no calculó bien porque la soberbia no se lo permitió. Si hubiera releído -¿acaso lo leyó alguna vez?- a Maquiavelo posiblemente habría sorteado las dificultades que se le planteaban. Pero tercamente avanzó hacia el abismo, convencido de que lo protegía una coraza social, un nombre, un apellido, un estatus.


000000000000000

Granier creyó comérselas todas. Que a él no le pasaba los que al resto de los mortales. Que era un privilegiado. Por eso, en su cruenta batalla con Gustavo Cisneros siempre se burlaba de éste, a quien tildaba de ignaro, de hijo de un despachador de refrescos, de arribista sin preparación. Pero resulta que Cisneros tiene el sentido común del que carece Granier. Y lo demostró.

000000000000000

Ambos, por ejemplo, conspiraron desde el primer momento contra Chávez; ambos promovieron el golpe del 11 de abril de 2002, pero mientras Granier se jactaba de su papel protagónico, Cisneros se hacía el pendejo y tendía puentes. El primero estaba acostumbrado a alardear por considerar que tenía inmunidad perpetua, en tanto que Cisneros aprendió a olfatear, a la distancia, el peligro. Por eso se replegó y no se jodió; en cambio, Granier, quien como un pavo real alardeaba, se jodió: Perdió el canal, que es como decir que perdió el chivo y el mecate. El otro, no: Se salvó en la raya y conservó su canal.

000000000000000

En política es un error pasarse de vivo. Y, sobre todo, jugar a quién tiene más poder. Porque el poder es uno solo. El resto es pavesa. Por cierto, por las declaraciones aniversarias de Granier se ve que no aprendió la lección. Mientras que su eterno rival se abanica en República Dominicana y goza un pullero a costa de su medio pariente.

000000000000000000000

PD: Capriles no tiene compón. Descalifica a las encuestadoras serias. Las califica de mercenarias y lo hace con encuestas chimbas que le elabora -bien mal por cierto- un grupete de ineptos. Pero la verdad es que al hombre lo tienen frito los numeritos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>